Salvador Bahía

Famosa por su historia, por el legado de los pueblos de continentes lejanos, por la mezcla de culturas, el sincretismo religioso y la hospitalidad de su pueblo. La capital de Bahía es una de las más importantes áreas de atracción turística. Hasta 1763, Salvador fue la capital de la Corona Portuguesa en América, además de haber sido el principal puerto del hemisferio sur hasta fines del siglo XVII. La ciudad, está considerada capital cultural de Brasil.

Ofrece 50 kilómetros de playa distribuidos entre la ciudad alta y la ciudad baja; abarca desde Inema, en el suburbio ferroviario, hasta la playa de Flamengo, en el lado opuesto de la ciudad. Mientras las playas de la ciudad baja son bañadas por las aguas de la Bahía de Todos los Santos, la más extensa del país. Las playas de la ciudad alta, desde el Farol da Barra hasta Flamengo, son bañadas por el océano Atlántico. La excepción es el Puerto de la Barra, única playa de la ciudad alta que está en la bahía. También ofrece playas rodeadas de arrecifes que forman piscinas naturales de piedra, ideales para los niños.

Cultura

Las actividades culturales fomentan la producción artística y la preservación del patrimonio tanto cultural como histórico. La primera atracción reside en su arquitectura, sus 165 iglesias, fuertes, palacios y solares antiguos. Preserva millares de casonas de los siglos XVI, XVII y XVIII. El largo do Pelourinho, fue declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad. La cultura popular congrega elementos artísticos de diversa procedencias, que ponen de manifiesto el carácter tradicionalista de estas representaciones, tales como: capoeira (arte marcial africana que se convirtió en danza a lo largo del tiempo) y afoxé (desfile de carnaval en el cual los tambores se tocan sólo con las manos, sin palillos.

La diversidad de sus playas es ideal para la práctica de la natación, deportes a vela, buceo, pesca submarina y surf. También cuenta con diversos parques ecológicos.

Cuenta con una eficiente y moderna estructura asistencial y sanitaria.

Entretenimientos

Abundan los locales de entretenimientos, cines, teatros y juegos, pero los puntos de interés para el turista están centrados en la ladera y largo do Pelourinho, Puerto dos Saveiros, el Centro de la Ciudad Histórica, el Museo de Arte Sacra y el Museo Solar do Uniao (arte popular y moderno).

La Isla de Itaparica en la entrada de la bahía ofrece también diversos puntos de atracción que no se pueden dejar de admirar.

Los tríos eléctricos (escenarios móviles) convocan a todos los que visitan Salvador durante el carnaval.

En cuanto a las artesanías, los objetos más sencillos están confeccionados con materiales naturales, tales como paja, cuero, cerámica, madera, conchas marinas y semillas. Los más sofisticados son producidos con piedras preciosas y semipreciosas. Se fabrican muchos objetos de oro, plata, bronce y latón. La artesanía es por lo general de tema religioso.

La cultura bahiana se expresa a través de la música, abundan los locales y bares con shows en vivo. En cuanto a la gastronomía, la cocina es un ejemplo de la preservación de las raíces africanas en Bahía. La moqueca (especie de cazuela de pescado), sazonada con condimentos fuertes, es uno de los platos principales de la cocina local.

Actividad económica

Cuenta con 2,9 millones de habitantes. Es la ciudad con mayor desarrollo económico del estado. Su economía se destaca en el sector de servicio, principalmente los relativos al turismo, actividad económica de gran potencia para la ciudad.